Ahora que me empiezan a sonar familiares los términos como Monoid y Functor, me he atrevido con las bases matemáticas de la programación funcional.